Problemas ungueales en deportistas

favicon de podologo malagaEl calzado es un complemento imprescindible  para la deambulación y mantenimiento de nuestro equilibrio.

Un zapato  adecuado puede ser un elemento terapéutico capaz de reducir una disfunción ligera del pie y de la marcha. Contrariamente, si su diseño y confección son incorrectos, puede favorecer la aparición de deformidades, lesiones o dolor en la extremidad inferior, que, a la larga, podrían provocar alteraciones en la postura. Las patologías más habituales, relacionadas con una mala elección del calzado,  que observamos en nuestras consultas son las siguientes:

1.- Onicocriptosis

La onicocriptosis o uña encarnada es la consecuencia de la inserción de un fragmento de uña  en el  tejido blando que la rodea durante  periodos prolongados de presión.

El primer síntoma es el dolor punzante. Si no se trata a tiempo, puede provocar enrojecimiento, inflamación y llegar a derivar en una  infección.

Puede producirse, entre otros motivos,  por un corte inadecuado de la uña, o por el uso de un zapato inadecuado, en este caso,  uno demasiado estrecho.

Es por esta razón que debemos evitar puntas estrechas, ya que al  haber poco espacio interior, los dedos se oprimen y presionan las uñas, provocando que éstas se claven.

2.- Onicomicosis

Las onicomicosis  son una infección de las uñas tanto de las manos, como de los pies, causada por hongos.

Los signos más comunes son el cambio de color de alguna porción de la lámina, friabilidad, falta de adherencia entre la uña y su lecho, y engrosamiento de la uña, acompañado de restos de queratina que se aprecian debajo de ella. Normalmente no cursa con síntomas, es decir no origina dolor.

Los factores que causan su aparición son un traumatismo continuado de la uña, un zapato que queda mal ajustado o la exposición prolongada a ambientes cálidos y húmedos.

3.- Hematomas subungueales

Es una acumulación de sangre debajo de la uña, lo que provoca una lesión y se vuelva de un color azulado oscuro.

El individuo refiere un dolor pulsátil. Esto causa una lesión en la piel que está por debajo de la uña. Dicha lesión produce una hemorragia cuyo producto queda alojado entre la cara interna de la uña y el lecho ungueal, este hematoma se observa a simple vista, gracias a la naturaleza translucida de la uña.

Normalmente se debe a microtraumatismos repetitivos, como el llevar un calzado que no tiene espacio suficiente a la altura de los dedos, lo que causa un reiterado golpeo contra la parte superior del zapato, anterior y lateral.

¿Qué debemos tener en cuenta al escoger un calzado?

  • El mejor momento para ir a comprar zapatos es a última  hora de la tarde, ya  que es cuando nuestros pies adquieren más volumen, especialmente las personas que sufren trastornos circulatorios.
  • El zapato  se debe adaptar a la forma del pie y no al revés. Es importante elegir siempre el número y ancho adecuado.
  • Es indispensable un zapato confeccionado con materiales que permitan la buena transpiración. Si está confeccionado por materiales no porosos, el  sudor y  la humedad se acumulará,  y favorecerá la formación de los hongos. Asimismo es aconsejable usar calcetines de fibras naturales (lino, algodón,..) y cambiarlos diariamente.

Únicamente queda dar una sugerencia: examínense  los pies diariamente y si  aprecian cambios de coloración, inflamación o infección, no duden en visitar a su podólogo.

 

Via Pilar Noguerón de PodologíaBcn

Víctor Hidalgo
web@clinicadelpielamalagueta.com

Podólogo NºCol. 838290545. Llevo 15 años dedicándome a la Podología en Málaga, mi afición a la práctica deportiva hizo que desde el principio enfocara mi formación en Podología Deportiva y Biomecánica, me fascina cómo funciona el pie y la relación que tiene en todo lo que hacemos.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Llamar
Reservar cita