reflexologia-podal-1

Reflexología Podal

¿Alguna vez has oído hablar de la reflexología podal? ¿Sabías que los órganos de nuestro cuerpo se reflejan en el pie como si fuese un mapa? La reflexología podal toma esta idea del reflejo del cuerpo en los pies y la utiliza para generar múltiples beneficios. 

¿Tienes idea de qué beneficios que puede aportarte la reflexología podal?…. sigue leyendo y te lo explicamos.

 

¿Qué es la reflexología podal y para que se utiliza?

 

La reflexología podal es una técnica de masaje específico, que se aplica en ciertas zonas de los pies que se corresponden con otras partes del cuerpo.

Este método permite al organismo estar en las mejores condiciones posibles tanto físicas como mentales para luchar o prevenir los distintos síntomas o dolencias. Es un medio de ayudar a la persona para que utilice al máximo sus propios recursos de curación y para que su energía circule más armoniosamente a través del organismo.

Esta técnica parte de la idea de que  los pies representan una imagen esquemática del cuerpo entero y de sus órganos, y a la vez, los considera como fuente de información para entender el desequilibrio energético de la persona que está siendo tratada.

Cada zona de los pies es el reflejo de un órgano del cuerpo, de ahí que mediante el masaje de zonas concretas de los pies se puede influir reflejamente sobre los correspondientes órganos internos.

 

Beneficios de la reflexología podal

 

La reflexología podal es un método antiquísimo, del cual sabemos a partir de viejos textos e ilustraciones que los antiguos egipcios, chinos, japoneses, e indúes ya trabajaban sobre el pie para proporcionar buena salud. Al estimular ciertas zonas del pie se pueden obtener efectos en diferentes órganos o zonas del cuerpo. Algunos de los beneficios generales que podemos conseguir con la reflexología podal son:

    • Los pies son una zona que frecuentemente olvidamos y maltratamos, por lo que los masajes producen relajación en la zona.
    • Alivio del estrés. El masaje ayuda a liberarnos de las tensiones, aflojar las contracturas y ansiedades que se generan con el ajetreo del día a día.
    • Se produce una activación de la circulación sanguínea en el cuerpo.
    • Junto con la activación de la circulación se activa el sistema inmunológico.
    • La apertura de las vías neuronales y circulatorias hacen más efectivos los mecanismos de eliminación y desecho de toxinas de las células.
    • El cuerpo, al liberarse de las toxinas, puede encontrar un equilibrio.

 

Reacciones de la reflexología podal entre las sesiones

 

Por lo general, entre el 2º y la 6º sesión de tratamiento pueden aparecer una serie de reacciones específicas en cada paciente. Estas reacciones aparecen como señal del efecto del tratamiento, y por lo tanto el especialista debe tener conocimiento de ellas.

Su desaparición se lleva a cabo aplicando una técnica de masaje más suave, o simplemente dejando un intervalo de tiempo mayor entre ambas sesiones.

Las reacciones más típicas son;

    • Aumento de la cantidad de orina, que puede ser de olor fuerte.
    • Aumento de la frecuencia y del volumen de las deposiciones.
    • Aumento de la sudoración. Pueden aparecer hasta erupciones.
    • Aumento de las secreciones de nariz, garganta y bronquios.
    • Aumento de la secreción y de la acidez de las secreciones vaginales.
    • Disminución de la fatiga.
    • Puede aparecer fiebre después de una sesión de reflexología. Esto es un síntoma de curación.
    • Puede haber reactivación de enfermedades crónicas como amigdalitis, sinusitis, focos dentarios…
    • Reacciones psíquicas que van desde la relajación hasta la inquietud emocional.

 

Dolencias en las que te puede ayudar la reflexología podal

 

Con el masaje se evocan las facultades curativas que se encuentran «dormidas» en el cuerpo. Es decir, la reflexología podal favorece que el propio cuerpo se equilibre, restableciendo la armonía en todos los procesos (tanto físicos como mentales y emocionales). Con la reflexología podal se produce un aumento de energía, que disipa las emociones y establece la paz. Algunas de las patologías o dolencias que se tratan con la reflexología podal son:

    • Dolor de espalda, de cabeza (incluidas las migrañas), de tórax y de cuello
    • Estreñimientos y gastritis
    • Dolores menstruales en la mujer
    • Diabetes mellitus
    • Alteraciones respiratorias, como el asma
    • Lesiones articulares como luxación, esguince, contusión..
    • Lesiones musculares como agujetas, contracturas, elongaciones…
    • Desequilibrios en el sueño y el estado de ánimo .

 

Diferentes problemas según la morfología y estructura de nuestros pies

 

Según la reflexología podal, la forma en la que se encuentre nuestro pie vamos a encontrar influencias en nuestro cuerpo. Por ejemplo:

    • El pie plano influye de forma negativa a nivel de la columna vertebral.
    • El pie cavo tiene consecuencias para los órganos de la respiración, hígado, vesícula biliar, corazón y articulaciones de los hombros.
    • El pie valgo o varo y la deformación del calcáneo junto al astrágalo, llevan a trastornos de los órganos del abdomen y pelvis, sobre todo del intestino.
    • El hallux valgus, tiene consecuencias reflejas negativas en la zona cervical, tiroides y corazón.
    • Deformaciones de los dedos del pie, como los dedos en garra o en martillo, tienen influencia refleja sobre los órganos de la cabeza.
    • Igualmente los enrojecimientos, durezas, callos, verrugas, sabañones, etc., en las zonas reflejas de los pies, influyen a nivel reflejo sobre los órganos correspondientes.

 

Contraindicaciones de la reflexología podal

 

    • Procesos agudos de fiebre, trastornos de conocimiento, dolores fuertes y hemorragias.
    • Cáncer en los pies.
    • Enfermedades que requieren intervención quirúrgica.
    • Gangrenas en los pies.
    • Embarazo con riesgo o amenaza de aborto.
    • Quemaduras, heridas, hematomas, esguinces en los pies.
    • Micosis extensas.
    • Flebitis o lingangitis.
    • Enfermedades infecciosas agudas.
    • Trombosis venosa profunda.

 

Algo sobre mi….

 

Mi nombre es Sandra Rodriguez, y soy la esposa de un podólogo malagueño (Dr. Víctor Hidalgo), que adora su trabajo, su pasión por su profesión es tan contagiosa que decidimos entre los dos que era el momento de buscar una alternativa más a la medicina médico-quirúrgica que practica en consulta cada día, necesitabamos unir o buscar la forma de que convivieron tanto la medicina tradicional junto a la medicina más holística.

Muchos años escuchando hablar de pies, patologías, tratamientos , cursos….. Han hecho que yo también adore este campo de la medicina y por mi forma de ser, siempre en búsqueda de tratamientos y medicinas más naturales y conservadoras, decidimos que sería una simbiosis perfecta unir la Podología tradicional y la reflexología podal. 

Profundizando un poco más, me topé con la reflexología podal , un campo alternativo a la medicina y complementario a ella, una visión mas holística y global que medicina a veces no puede explicarnos.

Como se suele decir la unión hace la fuerza y tratar ahora el pie desde todos los planos posibles ayudará sin duda todavía más a nuestros pacientes a resolver las patologías asociadas al pie y aparato locomotor.

 

 

¡ Os esperamos en Clínica del pie La Malagueta !

A vuestra disposición

Sandra Rodríguez.

 

Precio del tratamiento:

 

1/2 Hora  25 €

1 Hora  40 €

 

Solicita cita para Reflexología Podal

por teléfono o WhatsApp al

📲 678 295 589

Víctor Hidalgo
web@clinicadelpielamalagueta.com

Podólogo NºCol. 838290545. Llevo 15 años dedicándome a la Podología en Málaga, mi afición a la práctica deportiva hizo que desde el principio enfocara mi formación en Podología Deportiva y Biomecánica, me fascina cómo funciona el pie y la relación que tiene en todo lo que hacemos.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Llamar
Reservar cita